Entradas que contienen la etiqueta: ''
página anterior
página siguiente
07/03/2013
Categoria: General


El siguiente escrito nos lo ha hecho llegar la Red en defensa de la Humanidad.

Ha fallecido Hugo Rafael Chávez Frías, el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, y las organizaciones, artistas e intelectuales del capítulo cubano de Red en defensa de la Humanidad estamos conmovidos. Expresamos nuestras más profundas y sentidas condolencias al pueblo venezolano y a las autoridades bolivarianas, a todos los que en nuestra América y en el mundo han seguido día tras día, durante casi tres meses, el estado del Presidente Chávez, y también a nosotros mismos. Porque este es un dolor de todos, que sentimos todos por igual.

El Presidente Chávez se ha ganado un lugar cimero entre las personalidades contemporáneas, porque supo dedicar todas sus fuerzas y empeños, toda su inteligencia y su voluntad, a impulsar y fortalecer la Revolución Bolivariana, a procurar bienestar a su pueblo y defender la soberanía nacional, y al mismo tiempo realizó una tarea portentosa: ser un factor crucial en el movimiento continental en curso, que está empoderando pueblos, consolidando soberanías y uniendo voluntades hacia la integración latinoamericana y caribeña. Chávez ha sabido ser el gran continuador de la obra y el proyecto del Libertador Simón Bolívar, en esta hora de la segunda independencia.

La Red en defensa de la Humanidad sabe que la mejor manera de honrar a Chávez es seguir su ejemplo, continuar su obra, no ceder un ápice y construir la vida nueva y el mundo nuevo que necesitamos. Los pueblos lo saben y se han puesto en marcha. Entre todos lo haremos, y con nuestras batallas y victorias haremos también que Chávez viva siempre, eternamente.
 

Declaration of the Cuban Chapter in Defense of Humanity
 
President of the Bolivarian Republic of Venezuela Hugo Rafael Chavez Frias has passed away. Organizations, artists and intellectuals of the Cuban Chapter in Defense of Humanity are moved by his passing. We express our most profound condolences to the people of Venezuela and the Bolivarian authorities, to all in the Americas and the world who have followed President Chavez’ condition day-by-day for almost three months. This is a pain felt by all of us equally.
 
President Chavez gained a prominent place among contemporary personalities because he knew how to dedicate all his strength and effort, all of his intelligence and determination to drive and strengthen the Bolivarian Revolution, to secure peoples’ well-being and defend national sovereignty.
 
At the same time, he carried out a remarkable task: to become a crucial factor in the ongoing continental movement that is empowering the people, consolidating sovereignty and unifying the will towards the Latin-American and Caribbean integration. Chavez knew how to continue the work and project of the liberator Simon Bolivar, at this time in the second independence.
The Network in Defense of Humanity knows that the best way to honor Chavez is to follow his example:  to continue with his work and not give up an inch; to build up a new life and the new world we need. The people in the world are aware and are already under way. Together, we will make this happen. With our battles and victories, we will make Chavez live forever, eternally.

05/03/2013
Categoria: General


Por Ángel Juárez Almendros, Presidente de Mare Terra Fundación Mediterrània y de la Red Internacional de Escritores por la Tierra.

Hemos banalizado tanto este mundo que ciertas acciones del hombre que ponen en peligro a otras especies animales ya no nos parecen condenables ni las calificamos como salvajadas. La mayoría se han acostumbrado a ver como algo normal, o digamos que hacen la vista gorda sin protestar, que se comercie con el marfil que se extrae de los colmillos de los elefantes o rinocerontes a través de masacres de estos animales.

Se les quita la vida con la máxima brutalidad, poniendo muchas de las especies de elefantes al borde del peligro de extinción o superándolo en muchos casos, para satisfacer unas absurdas necesidades humanas, para los que vinculan el polvo que se obtiene de los colmillos con la potencia sexual, u otras que no tienen base científica pero que intentan, justamente a través de la medicina, justificar el crimen para abastecer los mercados ilegales donde se compra el marfil y sus derivados.

Estos días en Bangkok, durante la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies en Peligro, Fauna Salvaje y Flora (CITES), muchos grupos conservacionistas han instado a las autoridades a prohibir el tráfico de marfil. Han ido más lejos, reuniendo más de un millón de firmas, exigiendo soluciones a este grave problema. 
Pero, aún con las demandas y las exigencias, son conscientes de la realidad que pasa, como en otros muchos casos, por una lucha de intereses generados entre los que viven del tráfico ilegal de los colmillos, los que venden o compran y aquellos que lo saben pero lo permiten.

No podemos saber todavía si las presiones de los conservacionistas, y del millón de personas que hemos firmado en su campaña de recogida presentada en Tailandia, tendrán sus efectos y podrá divisarse algún cambio para acabar con las masacres de elefantes y otros animales. Pero se divisa una luz en este oscuro túnel y que se traduce en la presencia de Achim Steiner, el Director ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. Debemos tener confianza en él porqué Steiner fue el Director General de la UICN, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, de la cual formo parte como presidente de Mare Terra Fundación Mediterrània. Este hecho, por lo menos para mí, debe ser tenido en cuenta.  

Si Steiner mantiene sus ideales, tantas veces defendidos en la UICN, y los consigue aplicar en las Naciones Unidas, se abre un camino de debate inexistente ahora, una vía de diálogo con los gobiernos de los países donde se trafica con el marfil y la futura lucha, que no será fácil ni corta en el tiempo, para poner fin a los intereses creados alrededor de la compra-venta de marfil.

A las injusticias de nuestro planeta hay que ponerle cotas. Al salvajismo hay que cortarle las alas, a las masacres hay que ponerle nombres, responsables y penas de cárcel. Y a los gobiernos que permiten todo esto hay que ponerlos contra las cuerdas. Matando indiscriminadamente a los animales que más tarde o más pronto acabaremos extinguiendo estamos finiquitando también nuestra propia especie, la humana.

Porque, como dijo Gandhi en su momento, un país o un civilización se puede juzgar por la forma en que se trata a sus animales.


05/03/2013
Categoria: General


Por Frei Betto
En el próximo cónclave los cardenales electores serán 61 europeos, 19 latinoamericanos, 14 norteamericanos, 11 africanos, 10 asiáticos y 1 de Oceanía. El candidato electo debe tener al menos 2/3 de los votos. Italia es el país con mayor número de electores, con 21 cardenales. Y 5 son brasileños. Pero dichos números pueden variar, dependiendo de la fecha de apertura del cónclave. El cardenal alemán Walter Kasper, por ejemplo, cumple los 80 años el 5 de marzo. 

La fecha de inicio del cónclave es importante, porque la Semana Santa de este año comienza el 24 de marzo, que es el Domingo de Ramos, seguido por la fiesta de Pascua el 31 de marzo. Para tener un nuevo papa antes del período litúrgico más solemne del calendario de la Iglesia tendría que ser elegido antes del 17 de marzo, dado que debiera de celebrar la misa de entronización en un domingo. Dado lo apretado del plazo, las especulaciones hacen pensar que las votaciones tendrían que iniciarse hacia el 10 de marzo.

Una vez elegido, el nuevo papa deberá escoger un nuevo nombre. Esa tradición viene del año 533, cuando un sacerdote llamado Mercurio fue elegido obispo de Roma. Considerando que Mercurio era un nombre pagano, inadecuado para un papa, él adoptó el nombre de Juan II. Hasta entonces los papas eran llamados  sencillamente por su nombre de bautismo.
Benedicto 16 fue elegido, en el 2005, tras una elección rapidísima, apenas  24 horas después de iniciado el cónclave, tras cuatro escrutinios.

En el siglo 20 el cónclave más breve fue el que eligió a Pío 12, el 2 de marzo de 1939. También duró 24 horas y tres escrutinios. El más largo fue el que eligió a Pío 11, el 6 de febrero de 1922, que duró cuatro días y 14 escrutinios.

Juan Pablo II, que dirigió la Iglesia Católica durante 26 años y cinco meses, fue elegido en 48 horas y ocho escrutinios, el 16 de octubre de 1978. Le precedió Juan Pablo I, elegido en 24 horas y cuatro escrutinios.

El pontificado más largo de la historia de la Iglesia, a excepción del apóstol Pedro, fue el del papa Pío 9°, que gobernó la Iglesia de 1846 a 1878 -31 años, 7 meses y 17 días.

El primer cónclave del siglo 20 eligió a Pío 10, hoy canonizado,  en agosto de 1903, tras cuatro días de votaciones. Considerado también papable, el cardenal Mariano Rampolla, que había sido secretario de Estado del papa León 13, vio vetada su elección por el emperador de Austria, Francisco José I, que como monarca católico tenía derecho a intervenir en el cónclave. Rampolla fue castigado por su política de respaldo a las aspiraciones eslavas que fermentaban en los Balcanes. Fue la última intromisión explícita del poder civil en una elección papal.
A Pío 10 le sucedió Benedicto 15, elegido el 3 de setiembre de 1914, después de tres días y diez escrutinios. Ratzinger adoptó el nombre de Benedicto 16 en homenaje al pastor dispuesto a buscar la paz durante el período en que Europa se ensangrentaba en la Primera Guerra Mundial. Y le sucedió Pío 11 en 1922.

Juan 23, elegido a los 77 años, el 28 de octubre de 1958, después de tres días de cónclave y diez escrutinios, ocupó el papado apenas cinco años pero promovió una verdadera revolución en la Iglesia Católica al convocar por sorpresa el concilio Vaticano II.

El período más largo con el trono de Pedro vacío duró tres años, siete meses y un día, entre el 26 de octubre del 304 (muerte del papa Marcelino) y el 27 de mayo del 308 (elección del papa Marcelo I).

La costumbre de encerrar con llave (de donde procede la palabra cónclave) a los cardenales electores comenzó en la ciudad italiana de Viterbo en 1271. El papa Clemente IV había muerto en 1268, y pasados casi tres años aun no habían elegido sucesor los 17 cardenales. El pueblo de Viterbo, para apresurar la decisión, quitó el tejado del local en donde los prelados se reunían y los obligó a alimentarse sólo con pan y agua. Pronto fue elegido Gregorio 10, que dio la norma de enclaustramiento del colegio cardenalicio.

Hoy día el aislamiento de los cardenales trata de evitar la intromisión del poder civil y la eternización de los debates que preceden a los escrutinios. Sin embargo, dadas las tecnologías actuales de captación del sonido a distancia, no es improbable una escucha remota del cónclave.

04/03/2013
Categoria: General


Muy pronto saldrá la venta "Crónica de un pueblo libre", el último libro del escritor, y miembro de la RIET, Ignacio Martínez.

"Crónica de un pueblo libre" es el relato de todos los acontecimientos vividos en la Banda Oriental (hoy Uruguay) en abril de 1813, donde tuvo lugar el Congreso de Abril o de Tres Cruces, que dio el origen de la independencia de esa región sudamericana, tanto de la colonia española como de la propia hegemonia de Buenos Aires como capital del virreinato. A su vez se escribió un documento que se le conoce como Las Instrucciones del año XIII, hoy considerado uno de los documentos revolucionarios de mayor trascendencia y enorme actualidad por sus dictámenes jurídicos, políticos y económicos para la época.

150 páginas dirigidas principalmente para jóvenes que ilustran de manera magistral ese tramo de la historia y su líder, don José Gervasio Artígas, ayudando a comprender mejor los orígenes de las nuevas naciones. 

Des de la Red Internacional de Escritores por la Tierra os recomendamos esta obra.

04/03/2013
Categoria: General


Por Leonardo Boff
Se ha dicho, con verdad, que el ser humano está devorado por dos hambres: de pan y de espiritualidad. El hambre de pan es saciable. El hambre de espiritualidad, sin embargo, es insaciable. Está hecha de valores intangibles y no materiales como la comunión, la solidaridad, el amor, la compasión, la apertura a todo lo que es digno y santo, el diálogo y la oración al Creador.

Estos valores, secretamente ambicionados por los seres humanos, no conocen límites en su crecimiento. Hay un anhelo infinito que late dentro de nosotros. Sólo un infinito real nos puede dar descanso.
Centrarse excesivamente en la acumulación y el disfrute de bienes materiales acaba produciendo gran vacío y decepción. Fue la conclusión a la que llegaron unos analistas de la Universidad de Lausana. Algo dentro de nosotros clama por algo más grande y más humanizador.
En esta dimensión se plantea la cuestión del sentido de la vida. Es una necesidad humana encontrar un sentido coherente. El vacío y el absurdo producen ansiedad y sentimientos de soledad y desarraigo. Ahora bien, la sociedad industrial y consumista, montada sobre la razón funcional, coloca en el centro al individuo y sus intereses particulares. Con esto, ha fragmentado la realidad, ha disuelto todo canon social, ha carnavalizado las cosas más sagradas y ha tomado a broma las convicciones ancestrales, llamadas "grandes relatos", considerándolas metafísicas esencialistas, propias de las sociedades de otros tiempos. Ahora funciona el “anything goes” o el "todo vale" de los diversos tipos de racionalidad, posturas y lecturas de la realidad. Se ha creado el relativismo que afirma que nada cuenta definitivamente.

Esto ha sido llamado posmodernidad que para mí representa la fase más avanzada y decadente de la burguesía mundial. No contenta con destruir el presente, quiere destruir también el futuro. Se caracteriza por una total falta de compromiso con la transformación y por un profesado desinterés por una humanidad mejor. Esta postura se traduce en una ausencia declarada de solidaridad con el trágico destino de millones de personas que luchan por tener una vida mínimamente digna, por poder vivir mejor que los animales, por tener acceso a los bienes culturales que enriquecen su visión del mundo. Ninguna cultura sobrevive sin una relato colectivo que confiera dignidad, cohesión, ánimo y sentido al caminar colectivo de un pueblo. La posmodernidad niega irracionalmente este dato originario. 

Sin embargo, en todas partes del mundo, la gente está elaborando sentido para sus vidas y sufrimientos, buscando estrellas-guía que le indiquen un norte y le abran un futuro esperanzador. Podemos vivir sin fe, pero no sin esperanza. Sin ella se está a un paso de la violencia, de la banalización de la muerte y, en última instancia, del suicidio.
Pero las instancias que históricamente representaban la construcción permanente de sentido, han entrado modernamente en erosión. Nadie, ni el Papa ni Su Santidad el Dalai Lama pueden decir con seguridad lo que es bueno o malo en este bloque planetario de la historia humana.

Las filosofías y caminos espirituales respondían a esta demanda fundamental del ser humano. Pero en gran parte se han fosilizado y perdido este impulso creador. Se sofistican sí cada vez más sobre lo ya conocido, repensado y redicho siempre de nuevo, pero desprovistas de coraje para diseñar nuevas visiones, sueños prometedores y utopías movilizadoras. Vivimos un "malestar de la civilización", similar al del ocaso del Imperio romano, descrito por San Agustín en "La Ciudad de Dios". Nuestros "dioses", como los de ellos, ya no son creíbles. Los nuevos "dioses" que están surgiendo no son lo suficientemente fuertes como para ser reconocidos, respetados e ir poco a poco ganando los altares.

Estas crisis se superan sólo cuando se hace una nueva experiencia del Ser esencial de donde deriva una espiritualidad viva. Veamos algunos lugares donde los "nuevos dioses" se anuncian y aparece una nueva percepción del Ser.

Por más críticas que haya que hacerle en su aspecto económico y político, la globalización es ante todo un fenómeno antropológico: la humanidad se descubre como especie, que habita en una sola Casa Común, la Tierra, con un destino común. Tal fenómeno va a exigir una gobernanza global para gestionar los problemas colectivos. Es algo nuevo.

Los Foros Sociales Mundiales, que se empezaron a realizar en el año 2000 en Porto Alegre, Rio Grande del Sur (Brasil), revelan una especial erupción de sentido. Por primera vez en la historia moderna, los pobres del todo el mundo, haciendo contrapunto a las reuniones de los ricos en la ciudad suiza de Davos, lograron acumular tanta fuerza y capacidad de articulación que se encontraron por millares primero en Porto Alegre, y luego en otras ciudades del mundo para presentar sus experiencias de resistencia y liberación, para intercambiar experiencias sobre cómo crear microalternativas al sistema de dominación imperante, y cómo alimentar un sueño colectivo para gritar: otro mundo es posible, otro mundo es necesario. Es algo nuevo.

En las distintas ediciones de los Foros Sociales Mundiales, a nivel regional e internacional, se notan los brotes del nuevo paradigma de la humanidad, capaz de organizar de manera diferente la producción, el consumo, la conservación de la naturaleza y la inclusión de toda la humanidad en un proyecto colectivo que garantice un futuro de esperanza y de vida para todos. De ahí su importancia: del fondo del desamparo humano está emergiendo un humo que remite a un fuego interior de la basura a la que han sido condenadas las grandes mayorías de la humanidad. Este fuego es inextinguible. Él se convertirá en una brasa y una claridad que ilumine un nuevo sentido para la humanidad. Ojalá.
*Leonardo Boff, teólogo y filósofo, es autor de Tiempo de trascendencia, Sal Terrae 2002.


28/02/2013
Categoria: General


Por Frei Betto
Benedicto 16, al renunciar, no pierde el nombre pontificio ni el derecho a continuar en el Vaticano, en cuyas dependencias desea permanecer después de la elección de su sucesor, en el próximo mes de marzo.

Como papa renunciante, Joseph Ratzinger podría escoger, como su nueva residencia, cualquier domicilio de la Iglesia Católica en cualquier continente.

Algunos obispos jubilados se retiran en monasterios, como Dom Marcelo Caravalheira, arzobispo emérito de Paraíba, que vive con los benedictinos de Olinda (PE); o en una casa propia, apartada del trasiego urbano, como es el caso del cardenal Dom Paulo Evaristo Arns, arzobispo emérito de Sao Paulo, que vive en Taboao da Serra (AP).

Al decidir permanecer en el Vaticano, Benedicto 16 corre el riesgo de crear una situación embarazosa. Nadie duda de que  él será el punto de mira electoral del futuro papa. Ratzinger ha nombrado al 56% de los actuales miembros del colegio cardenalicio. Y su gesto de humildad, al renunciar,  lo constituye en candidato a un futuro proceso de canonización.

Seguro que pasan por la mente de Ratzinger uno o dos nombres, de entre los 209 cardenales (de los que sólo 119 son electores), que considere más aptos para sumir la dirección de la Iglesia. Sólo un ingenuo piensa que el papa renunciante quedará al margen de una elección tan delicada e importante, de la cual depende el éxito de la misión confiada por Jesús a Pedro y a los apóstoles.

Los cardenales electores no están obligados a seguir la posible sugerencia de Benedicto 16. Cada uno tiene el derecho y el deber de votar según su propia conciencia. Pero un buen número de los que recibieron de él el capelo cardenalicio cree tener una deuda de gratitud con él. Incluso porque no desearían ver la barca de Pedro tomar rumbos inesperados, como intentó Juan 23 al ser elegido, en 1958, para suceder a Pío 12.

Pienso que  el pontificado del futuro papa tendrá dos etapas muy diferentes: la primera, mientras viva Benedicto 16. La segunda, después de la muerte del papa renunciante.

 Mientras Benedicto 16 esté vivo difícilmente el nuevo papa tocará temas considerados por ahora tabús -y prohibidos- por su antecesor, como: el fin del celibato obligatorio para los sacerdotes, el acceso de las mujeres al sacerdocio, el uso de preservativos, el derecho a una relación sexual sin intención de procrear, la aplicación de células madres, la unión de los homosexuales, etc.

 No se permitirá ningún debate sobre tales asuntos, aunque prosiga entre los católicos una doble moral: la defendida por la doctrina oficial y la practicada por los fieles. Muerto Benedicto 16, y suponiendo que su sucesor le sobreviva (el destino a veces sorprende; recuerden a Juan Pablo 1°, fallecido 33 días después de haber sido elegido), entonces comenzará la segunda etapa del nuevo pontificado.

Libre ya de la sombra de su antecesor (o del superego, diría Freud), el nuevo papa se sentirá libre para imprimirle al rumbo de la Iglesia la dirección que le parezca conveniente.
Conviene recordar que el papado es la única monarquía absoluta que queda en Occidente. Eso significa que el pontífice romano no está sujeto a ninguna instancia humana que le pueda cuestionar, juzgar o amonestar.

Cuando me preguntan si preveo algunas candidaturas, los llamados “papables”, huyo de la cuestión regional, como la hipótesis de elegir a un latinoamericano, dado que en nuestro continente  viven actualmente el mayor número de católicos (el 48.75%).

Es obvio que a los italianos les agradaría retomar el monopolio del papado, que estuvo en sus manos a lo largo de 456 años (1522-1978). En ese caso me arriesgo a opinar que la elección recaería entre el actual camarlengo, el cardenal Tarcisio Bertone, o el arzobispo de Milán, Ángelo Scola.

Bertone tiene a su favor el ser un hombre de confianza de Benedicto 16; y en contra la mala administración de la Santa Sede, cuyas finanzas  adolecen de falta de transparencia y frecuentes casos de corrupción. Scola tiene a su favor ser un filósofo y teólogo de renombre; y en contra el ser visto como excesivamente conservador.

La única premonición que me parece viable es que el futuro papa será probablemente un hombre menor de 70 años; lo que restringe considerablemente la lista de los virtuales candidatos.

Roma ya no soporta tantos cónclaves en tan corto período de tiempo. Yo mismo me admiro al constatar que, en siete décadas de existencia, asistí a la elección de cinco papas y ahora acompañaré a la sexta.

El tiempo urge, el mundo ingresa en la posmodernidad y la Iglesia Católica todavía vacila en aplicar  efectivamente las decisiones del concilio Vaticano 1° y admitir que fuera de la Iglesia también hay salvación.

página anterior
página siguiente
Mare Terra

Cooperación Internacional Foro de la RIET Suscríbete para recibir nuestra novedades

[Twitter RIET]

[Facebook RIET]

Premi Ones 2012

Programa V Encuentro de Escritores

Diputació de Tarragona

Port de Tarragona

Cator

Adhesiones