Entradas que contienen la etiqueta: 'medio ambiente'
página siguiente
13/12/2011
Categoria: Miembros RIET


El escritor boliviano y miembro de la RIET Gustavo Portocarrero Valda nos acerca hoy a través de esta página web dos nuevas obras de su creación que además quiere compartir con todos nosotros. Abogado, periodista, Licenciado en Filosofía y ex profesor universitario, Gustavo confirma trata de nuevo temas ecológico-ambientales y se constituye, de esta forma, en un decidido luchador ecologista contra los destructores del planeta.

Tenemos a vuestra disposición los dos libros que enviaremos vía correo electrónico a los que los solicitéis y sin ningún coste. Se trata del “Manual de ecología política” publicado en 2010 y con 420 páginas y “Conversaciones con el planeta tierra” que se ha editado este año 2011 y tiene 239 páginas. Los que queráis recibirlos escribid un correo a redescritoresporlatierra@mediterrania-cie.org y os los enviaremos. Os recomendamos ambas obras por la temática y su calidad.

16/06/2011
Categoria: Miembros RIET


Por Ángel Juárez, Presidente de la RIET y de la Fundación Mare Terra.

Permitidme que os acerque el discurso que pronuncié el pasado viernes en la entrega de los Premios Ones Mediterrània. Fueron unas palabras sinceras y alejadas del típico mensaje donde se promulga todo como bonito y se arrinconan realidades menos agradables. Fue, en resumen, un discurso sincero. Espero que os guste.

Autoridades presentes, amigos y amigas, gracias por estar hoy aquí.
Esta edición de los Premis Ones me sirve para hacer balance de este acontecimiento anual que iniciamos hace ahora diecisiete años y que hemos mantenido al margen de buenos o malos momentos a nivel económico o social. Hablando en cifras, los Reconocimientos Ones han premiado hasta hoy a más de 250 personas, entidades y colectivos. Su tarea en pro del medio ambiente, la cooperación y la solidaridad ha sido aplaudida por las más de 5.000 personas que han congregado las diferentes ediciones de este acto que tiene como costumbre reunir a la sociedad civil y política.

Mañana se constituyen los nuevos ayuntamientos y se forman los nuevos gobiernos para los próximos cuatro años. A algunos de los políticos aquí presentes les podemos ya dar la enhorabuena por su continuidad en sus cargos. Si de una cosa estoy seguro es que durante estos diecisiete años es que hemos visto pasar muchos gobiernos de todos los colores, nuevos alcaldes y equipo de gestión con los cuales siempre nos hemos llevado bien. Pasan los cargos pero quedan las personas y mantenemos la amistad que es lo más importante.

Hoy os podría hablar de muchos temas de impacto mundial pero no lo pienso hacer. Podría hablaros del desastre ecológico del Japón por los terremotos de los últimos meses, de la tragedia que aún se vive en las centrales nucleares de ese país, de otro país devastado por los terremotos y que sigue hundido en la miseria, Haití.

Podría hablar de la crisis, de los valores que se pierden y que hacen que este mundo sea cada vez más frio y menos humano, de la crisis de esos valores y del valor de estar en crisis económica para comprobar cómo todo vuelve a su lugar tras años de una vida de ciencia ficción.
Podría también centrar mi discurso hablando de la vejación a la que sometemos a diario a este planeta que, lo digo una vez más, no es nuestro. La tierra no es de nadie!

Creo que debo hablaros, de forma breve y concisa, del cambio que necesita nuestra sociedad para afrontar el futuro con cierta esperanza. Si seguimos así acabaremos con todo en pocas décadas y seremos incapaces de dejar a nuestros jóvenes una tierra en condiciones. Las políticas actuales ya han provocado que estén condenados a envejecer con sus padres ante la incapacidad de encontrar trabajo y, por consiguiente, tener el sustento económico suficiente para emanciparse e iniciar una vida propia.
Los estamos condenando al fracaso por culpa de nuestra ineptitud como seres humanos, por haber generado dos mundos donde, o se vive en plena riqueza, o se mastica el amargo sabor de la pobreza y la escasez de los más básico y elemental. No hay que matar la esperanza porque cuando uno no tiene alicientes para seguir adelante, acaba siendo condenado, enterrado, en vida.

Hay tiempo para hacer el giro necesario pero hay que hacerlo ya. Hay que buscar los procesos que nos permitan conseguir los equilibrios necesarios, menos para unos cuantos y más para todos, equidad para erradicar las desventajas. Hay motivos para considerarse indignados pero también es cierto que la clase política no será la solución a nuestras demandas como tampoco ha sido la única culpable del momento actual. La salida en masa de gente protestando por las calles, dejando aparte las formas y centrándonos en el contenido, es una bocanada de aire fresco, una evidencia que nuestra sociedad no ha muerto.

Apostemos por ese giro, por el cambio, por la sencillez y por un futuro abierto a todos los que habitamos el planeta tierra y en nombre de los que lo habitaran en generaciones venideras.

14/06/2011
Categoria: Miembros RIET


Por Leonardo Boff, Teólogo y Filósofo
Hoy en día es de buen tono hablar de sostenibilidad. Sirve como etiqueta de garantía de que la empresa, al producir, está respetando el medio ambiente. Detrás de esta palabra se esconden algunas verdades, pero también muchos engaños. Por lo general es usada como adjetivo y no como sustantivo.
Me explico: como adjetivo se añade a cualquier cosa sin cambiar la naturaleza de la cosa; por ejemplo, puedo disminuir la polución química de una fábrica colocando filtros mejores en sus chimeneas que vomitan gases, pero la manera de relacionarse la empresa con la naturaleza de donde saca los materiales para la producción, no cambia; continúa devastando. Su preocupación no es el medio ambiente sino el lucro y la competencia que tiene estar garantizada. Por lo tanto, la sostenibilidad es solamente de acomodación y no de cambio; es adjetiva, no sustantiva.
La sostenibilidad como sustantivo exige un cambio de relación con la naturaleza, la vida y la Tierra. El primer cambio comienza con otra visión de la realidad. La Tierra está viva y nosotros somos su porción consciente e inteligente. No estamos fuera y encima de ella como quien domina, sino dentro como quien cuida, aprovechando sus bienes, pero respetando sus límites. Hay interacción entre el ser humano y la naturaleza. Si contamino el aire, acabo enfermando y refuerzo el efecto invernadero, de donde se deriva el calentamiento global. Si recupero el bosque de la ribera del río, protejo el agua, aumento su volumen y mejoro mi calidad de vida, la de los pájaros y la de los insectos que polinizan los árboles frutales y las flores del jardín.
La sostenibilidad como sustantivo sucede cuando nos hacemos responsables de proteger la vitalidad y la integridad de los ecosistemas. Debido a la abusiva explotación de sus bienes y servicios, estamos llegando a los límites de la Tierra. Ella no consigue reponer un 30% de lo que le ha sido extraído y robado. La Tierra se está quedando cada vez más pobre, de selvas, de aguas, de suelos fértiles, de aire limpio y de biodiversidad. Y lo que es más grave, más empobrecida de gente con solidaridad, con compasión, con respeto, con cuidado y con amor hacia los diferentes. ¿Cuando va a parar esto?
La sostenibilidad como sustantivo se alcanzará el día en que cambiemos nuestra manera de habitar la Tierra, nuestra Gran Madre, de producir, de distribuir, de consumir y de tratar los residuos. Nuestro sistema de vida se está muriendo, sin capacidad de resolver los problemas que ha creado. Peor, él nos está matando, y amenazando todo el sistema de vida.
Tenemos que reinventar un nuevo modo de estar en el mundo con los otros, con la naturaleza, con la Tierra y con la Última Realidad. Aprender a ser más con menos y a satisfacer nuestras necesidades con sentido de solidaridad con los millones de personas que pasan hambre y con el futuro de nuestros hijos y nietos. O cambiamos o vamos al encuentro de previsibles tragedias ecológicas y de seres humanos.
Cuando los que controlan las finanzas y los destinos de los pueblos se reúnen, nunca es para discutir el futuro de la vida humana y la conservación de la Tierra. Ellos se juntan para tratar de dinero, de cómo salvar el sistema financiero y especulativo, cómo garantizar las tasas de interés y los beneficios de los bancos. Si hablan de calentamiento global y de cambios climáticos es casi siempre con esta óptica: ¿cuánto puedo perder con estos fenómenos? O si no, ¿cómo puedo ganar comprando o vendiendo bonus de carbono (compro de otros países permiso para seguir contaminando)? La sostenibilidad de la que hablan no es ni adjetiva, ni sustantiva. Es pura retórica. Olvidan que la Tierra puede vivir sin nosotros, como vivió miles de millones de años. Nosotros no podemos vivir sin ella.
No seamos ilusos: las empresas, en su gran mayoría, sólo asumen la responsabilidad socioambiental en la medida en que no se perjudiquen sus ganancias y su competición no sea amenazada. Por lo tanto, nada de cambio de rumbo, de relación diferente con la naturaleza, nada de valores éticos y espirituales. Como ha dicho muy bien el ecólogo social uruguayo E. Gudynas: «la tarea no es pensar en desarrollo alternativo sino en alternativas de desarrollo».
Hemos llegado a un punto en el que no tenemos otra salida sino hacer una revolución paradigmática; si no, seremos víctimas de la lógica férrea del Capital que puede llevarnos a un fenomenal impasse de nuestra civilización.

14/06/2011
Categoria: General


Con un público entregado y unos invitados de primera, la decimoséptima edición de los Premios Ones Mediterrània fue un éxito en todos los sentidos. Más de 250 personas asistieron a la gala de entrega que se hizo en el Teatro Auditorio de Salou con la presencia de una amplia representación del mundo político, social, económico y empresarial de las comarcas de Tarragona.

Se entregaron hasta trece reconocimientos, menciones y premios en diferentes ámbitos relacionados con el medio ambiente, la cooperación y la solidaridad. Rita Borsellino, hermana del juez Paolo Borsellino, asesinado por la mafia hace diecinueve años, se llevó la principal ovación de la noche y puso al público en pie cuando explicó cómo ha sido su lucha todos estos últimos años citando frases y vivencias de su hermano.
El resto de premiados agradecieron la concesión de los premios y reconocimientos prometiendo, caso de la Mesa de la Ría, que "la lucha continuará como los últimos años" o, como decía el presidente de la ONG Todos Son Inocentes "es necesario que continúe con una actitud de valentía y responsabilidad”.

Los responsables de los Bancos del Tiempo también tuvieron mientras recogían el reconocimiento de solidaridad y cooperación para hacer un llamamiento a todas las personas que pueden colaborar en este proyecto donde la moneda de cambio es justamente el tiempo. Y hablando de él, hace mucho, más de 20 años, que se inició en la televisión de Catalunya el programa Thalassa, otro de los reconocidos en esta edición de los Premios Ondas. Los indios Huicholes de México, representados por la entidad CHAC, fueron los premiados más lejanos de la gala mientras en el ámbito local, tres ayuntamientos de la zona alcanzaron los premios de Sirusa, el ayuntamiento de Tarragona, y los que se entregan a los municipios más sostenibles, Miravet y Rasquera.

Un consistorio un poco más aislado, el de Fuentes de Andalucía, se llevó el reconocimiento a la aplicación de tecnologías limpias mientras la Fabrica de Ideas de Madrid recogido la mención a la Diversidad Cultural. El periodista Joaquín Araujo recogió el reconocimiento Madre Tierra en nombre del dibujante y humorista Forges y Jesús Cisneros, miembro de la Red Internacional de Escritores por la Tierra, representaba a la ganadora de la Mención Especial RIET que se ha otorgado a la escritora Claribel Alegría.

La jornada del viernes fue intensa para los premiados y reconocidos de esta edición. Al mediodía se les recibió oficialmente en una comida con la participación del Alcalde de Salou, Pere Granados, el Presidente de la Diputación, Josep Poblet, el presidente de Mediterrània, Ángel Juárez, y el expresidente de la Generalitat de Catalunya, Jordi Pujol

04/04/2011
Categoria: Miembros RIET


La Fundación Mare Terra ha sido galardonada con el Premio Emilio Castelar (*) que otorga la Asociación Progresistas de España para reconocer el trabajo de personas, instituciones y colectivos a favor de la libertad y el progreso de los pueblos.

El jurado, formado por una decena de personas en representación de la sociedad civil y de diferentes ámbitos profesionales, decidió apostar por la Fundación Mare Terra después de analizar más de un centenar de propuestas presentadas y conceder esta organización, fundada hace más de quince años para defender el medio ambiente en todas sus vertientes, el Premio Emilio Castelar en la categoría de “Personas o entidades que se hayan caracterizado por la defensa del medio ambiente como elemento fundamental en el progreso y el futuro de los pueblos de la tierra”.

Ángel Juárez, Presidente de la Fundación Mare Terra, ha mostrado su satisfacción por este reconocimiento comentando que “para entidades como la nuestra, colectivos sociales que trabajan desde el anonimato y sin pretender ser objeto de homenajes ni de recompensas, es un honor y un placer saber que el jurado se ha fijado en nuestra labor y que hay quien nos había propuesto para optar a este galardón de tal magnitud”.

Los Premios Emilio Castelar se entregarán el próximo 14 de abril en el Monasterio de San Clemente de Sevilla. Junto a la Fundación Mare Terra habrá los premiados en el resto de categorías, siete en total. Javier Bauluz, periodista gráfico asturiano y único español distinguido el Premio Pulitzer, recibirá el Premio en la categoría de “profesionales de los medios de comunicación” mientras que el de ámbito “político” lo recogerá Sami Naïr, político y pensador francés de origen argelino. Otros premiados son el político y activista Juan de Dios Ramírez Heredia, el periodista Jaume d’Urgell y la Asociación de Mujeres de Guatemala.

Además de los premios, se entregarán diferentes accésits. El jurado también ha otorgado una mención especial a la figura de Juan Escámez, alcalde de Sanlucar la Mayor y fallecido en 2010.

(*) Emilio Castelar (Cádiz 1832 – Murcia 1899) fue un reconocido político español y último presidente de la Primera República.

Podéis ver el veredicto del jurado en la web de los premios, en este link

21/12/2010
Categoria: Medio Ambiente


El proyecto Horizon 2020, impulsado por diferentes gobiernos euromediterráneos con el objetivo de hacer frente a las principales fuentes de contaminación en el Mediterráneo para el año 2020 ha sido presentado estos días, oficialmente, en la reunión anual del MIO-ECSDE que ha tenido lugar en El Cairo.

Los representantes de este organismo que trabaja por la cultura, el medio ambiente y la sostenibilidad se han sumado al proyecto que tiene, como base de partida la creación de proyectos para reducir las fuentes de contaminación más importantes centrados en las emisiones industriales, residuos urbanos y aguas residuales urbanas. También están previstas medidas de fomento de la capacidad para ayudar a los países vecinos y, por último, el desarrollo de indicadores para monitorear el éxito de Horizonte 2020.

Entre los asistentes a la reunión del MIO-ECSDE de El Cairo se encontraba la delegación española de este organismo que está en manos de Mediterrània-CIE. Su presidente, Ángel Juárez, ha destacado la importancia del proyecto Horizon “siempre y cuando nos pongamos a trabajar todos en esa única dirección que nos llevará al éxito y al cumplimiento de los objetivos establecidos. El Plan Horizon es posible ejecutarlo creando sinergias donde todos los elementos se impliquen en la mejora del medio ambiente y en conseguir un equilibrio social de la zona que tenemos en común”.

Michael Scoullos, representante del MIO en Grecia, ha sido reelegido como Chairman de este organismo con el voto de todos los asistentes. La próxima reunión de este organismo se hará el próximo mes de mayo en Chipre.

página siguiente
Mare Terra

Cooperación Internacional Foro de la RIET Suscríbete para recibir nuestra novedades

[Twitter RIET]

[Facebook RIET]

Premi Ones 2012

Programa V Encuentro de Escritores

Diputació de Tarragona

Port de Tarragona

Cator

Adhesiones